Archivo de la categoría: Ismos y Teorías

(feminISMOS y sexISMOS, si es cuestión de confesar)

8M no queremos un día, queremos todo el calendario.

Llega el día de la mujer trabajadora y ya me salen los primeros sarpullidos…

Por un lado todos los carteles institucionalizados de felicitación de tus amigos y amigas que, sin mala intención, te envían porque ven que el “rollito feminista” te puede ir. Sin darse cuenta que ser mujer y trabajadora es una imposición medico social más que algo por lo que estar o no orgullosx. (Como para explicarles unx por unx lo de que no crees en las categorías sociales establecidas y deconstruir el discurso genérico estás tú ese día).  Por otro lado la capitalización del día… como la sociedad del espectáculo ha conseguido subvertir el sentido del día a la venta de pases para el spa, flores y toda clase de regalos socialmente etiquetados como femeninos que no hacen más que encajarnos en nuestros roles.

boygirl

Luego y mucho más cansado, las peleas internas de los diferentes feminismos. La explicación continua de que aspiras al transfeminismo pero que obviamente sin igualdad no hay trans de ningún tipo. Que no niegas la realidad en la que vives pero que te gustaría transformarla… no deja de ser curioso que se entienda más la negación del punk por binaria que las explicaciones del postestructuralismo por posibilistas.

En resumen. Odio la institucionalización de los días. Especialmente este donde papa capital nos da una palmadita en la espalda y nos dice: muy bien chicas, sois seres productivos. Como si no lo fuéramos antes…  Propongo cambiar el “día de la mujer trabajadora” (como si solo existiera el trabajo asalariado o nuestro valor se midiese en esos dos adjetivos)  a “día de las mártires de Nueva York” en honor a esas 146 trabajadoras que murieron al seguir adelante valerosamente con su encierro, ya que curiosamente casi nadie conoce el origen de la celebración de este día. Por otro lado necesitamos nuevas imágenes que la pobre Hoff Doyle con su brazo photosopeado ya está muy trillado como símbolo y ya se ha demostrado que cuando interesa somos trabajadoras y cuando no se nos devuelve al hogar. La historia no está en que el 8M se parezca a las elecciones, y ese sea el día correcto para “luchar/opinar”, si no en nuestra lucha diaria por la igualdad independientemente de nuestras diferencias.

Captura

No importa que sea el día del trabajador, el día contra la homofobia, el día contra el racismo, el día de las personas con discapacidad, el día de la paz…

No queremos reconocimiento, queremos acción. No queremos mercantilización, queremos derechos. No queremos un día, los queremos todos.

NUESTROS SUEÑOS NO CABEN EN SUS CALENDARIOS

No queremos un día, queremos todo el calendario.

Humano, organizate y punto.

La ciudad en la que habito está llena de carteles que ponen: MUJER, ORGANIZATE Y LUCHA! y es que gracias a la ONU hoy es el Dia Internacional de la Mujer, le cambiaron el nombre porque hoy en dia hay pocas mujeres que no sean “trabajadoras”,(¿cuantas familias sobreviven con solo un salario?). Intentando obviar que aunque no asalariadas las mujeres siempre fueron trabajadoras, ¿hoy tenemos el dia libre para salir a la calle a protestar? ¿nuestrxs superiores nos dan permiso para ir a las charlas que se organizan hoy (y solo hoy)? noooo… al menos, en otros países hoy es fiesta nacional.

Me pregunto si en las familias convencionales hoy se cambían los roles y el marido llega del trabajo a casa  para cocinar y cuidar a lxs hijxs mientras la mujer después del trabajo se sienta en el sofa, periodico en mano, esperando a que esté todo preparado para cenar.

Me temo que no, que no es más que otro día más.

Esta es Rosie, la conoceran todos como “la imagen obrera feminísta” por excelencia. Rosie La Remachadora fue otro icono como El Tio Sam inventado por los EEUU para convencer a sus mujeres de que no solo eran necesarias para seguir fabricando maquinaria bélica sino que podían hacerlo (yes, we can!). La mayoría de las Rosies de la epoca volvieron a su rol de amas de casa en cuanto los hombres volvieron a casa y si esa epoca (de peón de fabrica) supuso un orgullo para ellas fue porque previamente se les había convencido de que solo los hombres podían hacerlo y porque otro Tio Sam les hizo sentir necesarias.

Las mujeres reivindican su igualdad con los hombres cuando ya no hay diferencias entre mujeres y hombres- pues los hombres han sido reducidos a mercancías-, reivindican el derecho a su alienación”                                                      J. Ibáñez Lenguaje, espacio y segregación espacial

Hoy, 8 de marzo, celebramos nuestra igualdad a ser explotadas como el resto, a la flexibilidad de horarios, a las subjecciones a convenios, a los contratos por obra y servicio, a que te chanchulleen con la antigüedad… El tema de que muchas además de trabajar fuera de casa tengan que hacerlo dentro y sin ayuda de su compañero: es para mi otro tema. También celebramos que unas 146 mujeres murieron calcinadas por la policía de NY en una fabrica textil resistiendo en un encierro para mejorar sus condiciones laborales. Sin embargo no celebramos muchas otras hazañas más cercanas.

Hay que organizarse mejor para buscarse el corazón.

El problema de las Teorias (lo queer)

Llamar a algo “Teoría” lo unta de un estatus especial, como si cual adjetivo le propiciase un marco nuevo más científico y académico al asunto.

La Teoría (sí, sí, así con mayúscula) ha sido considerada tradicionalmente un corpus de conocimientos articulado de forma sistemática en torno a un objeto de estudios. Fuera de esa definición quedan pues muchas teorías postmodernas que en primer lugar no son enunciadas de forma ordenada y/o sistemática, que no nacen con una pretensión teórica o al menos académica y que además por su nivel de entropía no pueden ser definidas por una terminología concreta lo que muchas veces las descalifica por poco claras.

Una de esas teorías, es la teoría queer. Lo realmente queer no puede teorizarse y ahí reside su originalidad y resistencia. Lo queer (rarito, torcido…) nació como oposición a lo gay (feliz) (1) en EEUU, cuando un grupo de lesbianas poco pudientes, chicanas y negras se hartaron de ser englobadas en el lobby rosa gayer incipiente.

La palabra Queer a diferencia de Gay tiene una connotación peyorativa; las personas que lucharon por reapropiase del concepto no pensaban en ser normalizadas y convertidas en “Teoría”, salieron a la calle a revindicar que ellas estaban allí: que habían otras realidades sociales que distaban mucho de la que se había formulado (clase alta, hombre y blanco).

Lo queer es algo que parece haberse puesto de moda en los últimos años por lo que no es de extrañar que muchos teóricos se muestren reticentes a tomarla en serio. Sin embargo no creo que merezca ser minusvalorada. Personalmente a mi me da igual que se considere “Teoría” o no. Es como discutir si Nietzche entra en la definición de filosofo o no, (sistemático o no) sus aportaciones son muy importantes.  Pasa de igual forma con la Teoría Queer, quizás no sea una teoría pero todo ese corpus de estudios sobre el sexo no heterocentrado y el trans-género no puede ser ignorado por complejo o vanguardista.

A menudo se argumenta que esto de la Teoría Queer es un invento de modernos para modernos. Que las teorías feministas tendrían que centrarse más en llevar la igualdad entre mujeres y hombres al Tercer Mundo y no en argumentar que esas diferencias son plásticas; centrarse en la igualdad salarial y no en la prostitución, en la maternidad y no en la biopolítica … y yo me pregunto ¿donde está el conflicto? ¿acaso no pueden coexistir ambas teorías? ¿no colocamos cada día un montón de parches a nuestro alrededor aún siendo conscientes de ello? Está claro que si no existen unos mínimos hay que luchar por ellos pero eso no quiere decir que no se pueda abrir batalla en diferentes frentes. Al menos yo lo entiendo así.

(1) Gay apareció como oposición a la criminalización que había supuesto la palabra homosexual desde el siglo XIX.

Tick Tock, tick tock…

Mi nombre es Del Lagrace Volcano, pero llámame Dr. Del por favor. (…) He sido llamado muchas cosas, conocido por muchos nombres, y creo que el lenguaje es mío para ser manipulado. En una anterior reencarnación era conocido como Della Grace, Queer, fotógrafa y lesbiana. (…) Llevé los parámetros hasta lo que una lesbiana podía ser (o lo que estaba permitido ser) hasta (…) que me liberé en el “mar de las posibilidades”. Soy un terrorista del género, una mutación intencionada, un/a intersexo a través del diseño. Ya que estos son conceptos con los que no estas familiarizado, permíteme aclararte lo que quiero decir: un terrorista del género es cualquiera que consciente e intencionadamente subvierte, desestabiliza y desafía el sistema de género binario. Éste es el concepto que sólo dos géneros existen, masculino y femenino. El hecho es que, aunque este sistema debiera funcionar (esto es discutible), para la mayoría de la gente no funciona. Demasiada gente es dañada moral y físicamente, en el intento de hacerles ponerse un zapato que no es suyo. Soy consciente de que la mayoría de vosotros preferiría la estabilidad, especialmente cuando se trata de género. El imperativo binario exige que hagamos una elección definitiva. Un sexo. Un cuerpo. Masculino o femenino. (…) El género es el último bastión de la civilización tal cual la conocemos. Uno de os últimos titanes que quedan al final del milenio. “Soy un iceberg”. Una bomba en el Boy´s Club. Tick tock. Tick tock.

Javier Sáez, Tº Queer y Psicoanálisis, Síntesis, Madrid, 2004, pág. 108

Ora pro nobis De Laurentis

Es posible hablar solo de “teoría” feminista, nos advierte De Laurentis, solo cuando esta interroga sus propios fundamentos e interpretaciones criticas, sus términos, sus practicas lingüísticas y de producción de visibilidad. De Lauretis se pregunta cuál es el sujeto político que el feminismo como discurso y práctica de representación produce. La conclusión, lejos de toda autocomplacencia es extremadamente crítica: el feminismo funciona o puede funcionar como instrumento de normalización y de control político si reduce su sujeto a “las mujeres”

Beatriz Preciado, Testo Yonqui, Espasa Calpe, Madrid, 2008. pág. 83.

Derecho al pataleo II

Tras leer má sde un libro autollamado feminista y sin dejarlo reposar escribo.

Estoy harta de que se critiquen ciertos movimientos por falta de intencionalidad politica! Ni que todo lo politico tenga que ser serio y aburrido! Resulta que ahora todo lo queer y todo lo cyberpunk es juzgado según sus logros para ser aceptado por la academia feminista clasica… bufff, que una cosa es que te metan caña (cosa que acepto y me gusta) y otra que te machaquen. Claro, te sueltan una frase en plan “La politica queer tiene como objetivo a eliminación del género igual que la politica cyborg” (Ontología Cyborg, 112) seguida de que no se han visto resultados y lo único que se me viene a la cabeza es que a esa señora no le hierve la sandre al ver bebés azules y rosas… Luego lo de que a pesar de que estan/mos por el trans-género seguimos usando terminos como femenino y masculino… claro porque por arte de magía si yo quiero que nadie le de importancia, a mi sexo y si mis actitudes son concordes a él o no, PLOF! por pura voluntad lo consigo y ya no me peleo más con la realidad social!

Si no son capaces de ver cuantas personas están por la abolición del género (sobrellevandolo dia a dia) es porque ellas sacan buena tajada escribiendo sobre sus feminismos… no sé, ¿que esperaban? ¿que naciese un movimiento y cambiase el mundo en dos coletazos? ¿acaso no sirve lo de encontrar espacios comunes? ¿es que el sentirse bien no cuenta?

Queridxs amigxs, ya saben,  si quieren hacer politica no usen la ironía y la mordacidad como herramienta de lucha, sean serixs, sean aburridxs y presentense a algún cargo, que si no: todo el mundo criticará que se esté cumpliendo su papel subersivo.

Bo, que se vayan todos a la mierda!

Lorde o la hermana olvidada del feminismo negro

Who said it was simple

There are so many roots to the tree of anger
that sometimes the branches shatter
before they bear.
Sitting in Nedicks
the women rally before they march
discussing the problematic girls
they hire to make them free.
An almost white counterman passes
a waiting brother to serve them first
and the ladies neither notice nor reject
the slighter pleasures of their slavery.
But I who am bound by my mirror
as well as my bed
see causes in color
as well as sex
and sit here wondering
which me will survive
all these liberations.


Quien dijo que era simple

Tiene tantas raíces el árbol de la rabia
que a veces las ramas se quiebran
antes de dar frutos.
Sentadas en Nedicks
las mujeres se reúnen antes de marchar
hablando de las problemáticas muchachas
que contratan para quedar libres.
Un empleado casi blanco posterga
a un hermano (negro) que espera para atenderlas primero
y las damas no advierten ni rechazan
los placeres más sutiles de su esclavitud.
Pero yo que estoy ligada a mi espejo
además de a mi cama
veo causas en color

así como en sexo

y me siento aquí preguntándome

que parte de mi sobrevivirá
a todas estas liberaciones.)

Andre Lorde (1934-1992)

(Traducción mia, lo siento pero “bound” no tiene porque ser negativo. Nedicks es un sitio de comida rápida americano)

Andre Lorde no tenía un peinado tan molon como el de Angela Davies, no era una cara bonita. Andre Lorde es la hermana rara del feminismo negro: mujer, negra y lesbiana. Quizás más que por lesbiana Lorde haya sido recluida por indefinible, por compleja y poeta. Muchas variables en un solo texto son dificiles de combinar para llegar a un “publico”, algunas incluso son inutiles de explicar si no se sienten… Y sin embargo esta mujer lo describe de una forma tan sencilla y cercana:

“Estar juntas las mujeres no era suficiente, éramos distintas. Estar juntas las mujeres gay no era suficiente, éramos distintas. Estar juntas las mujeres negras no era suficiente, éramos distintas. Estar juntas las mujeres lesbianas negras no era suficiente, éramos distintas. Cada una de nosotras tenía sus propias necesidades y sus objetivos y alianzas muy diversas. La supervivencia nos advertía a algunas de nosotras que no nos podíamos permitir definirnos fácilmente, ni tampoco encerrarnos en una definición estrecha… Ha hecho fatla cierto tiempo para darnos cuenta de que nuestro lugar era precismanete la casa de la diferencia, más que la seguridad de una diferencia particular.”

Zami a new spelling of my name (autobiografia)