Yo de mayor quiero ser una ONG (o mi experiencia con las hormigas)

Cuando yo era chica me pasaba el verano observando a las hormigas que habitaban el patio de casa de mis abuelas. Me parecían unos seres increíbles y mi curiosidad por ellas crecía así que me hice con un viejo libro de ciencias donde pude ver como era su madriguera (¿?) (no, seguro que madriguera no es la palabra) viendo todos esos “tuneles” subterráneos, donde habitaban, me invadió una gran preocupación ¿como lo harían cuando lloviese? todos esos pasadizos se inundarían y mi abuela me había dijo un día que las hormigas no sabían nadar (“¡como yo!” pensé en aquellos momentos) vamos, que con la lluvia no solo perderían la comida de sus despensas, también perderían sus casas y sus vidas… me invadió una profunda pena y decidí hacer algo ¡tenía que hacer algo! No podían pasarse todo el verano trabajando para nada, no podía mantenerme al margen de tal injusticia así que me decidí a crearles nuevas casas donde el agua no sería un problema…
La primera fue un bote de Nesquit, luego, ante posible falta de luz, un tarro de legumbres… yo, en cada una de ellas, ponía todo mi cuidado en hacer los agujeros que les facilitaran la respiración, al igual que no los hacía demasiado grandes para que pudieran escapar por ellos, si corrían buscando una salida era porque tenían miedo al cambio ¿quién iba a querer escapar de tal Arcadia? Yo les proporcionaba montones y montones de azúcar para que comieran… pero todas se acababan muriendo y yo me preguntaba una y otra vez en que había fallado… Mi gran trauma fue saber que todas ellas morían ahogadas por el azúcar (yo echaba media azucarera para que no les faltara y luego lloraba cuando habían muerto)… cuando descubrí que llevarlas a otra casa no era la solución yo, niña-misionera-sádica-incansable, decidí que la solución era que aprendieran a nadar para que pudieran valerse de si mismas… así que con cacharros llenos de agua las iba echando de una en una, o de dos en dos. Por supuesto la mayoría de ellas también murieron, pero que nadie dude de mis buenas intenciones, de mi alegría y mi momento de realización personal cuando alguna, cansada y débil sobrevivía, entonces yo sabía que ¡esa no moriría tras la próxima lluvia! Y de la excitación casi daba palmas con ella aún entre las manos…

Anuncios

14 Respuestas a “Yo de mayor quiero ser una ONG (o mi experiencia con las hormigas)

  1. Muy muy bueno, es una buena metáfora de lo que a veces se convierten las ONG y sus activistas/voluntarios; pese a eso no hay que confundir la parte con el todo: siempre será mejor que sea la sociedad civil quien organice cosas que no los políticos.

  2. No, si está claro pero ¿como hacerlo? al final si el “desarrollo” viene de fuera se acaba picando de misionero hippi bomgista…

  3. Muerte a los bonguistas, en eso estamos de acuerdo. Es lo único que puedo decirte por ahora. No es poco. De hecho, constituye un punto de partida aceptable para comenzar a trabajar, ¿no crees?

  4. Un poco a lo mata hippies en las Cies… juajuaj, no en serio que sí en el sentido de que hay mogollón de voluntariados por los que se paga una pasta gansa (para europeos y norteamericanos) para ir y claro, luego ¿que hace la gente? pues quedarse tirada en la playa bongoneando…Muchas organizaciones prefieren que se les pague por ir y hacer una especie de turismo para el desarrollo antes que acoger a gente y encontrarse con el tipico tirao que luego no hace nada en el país de destino.
    Es triste.

  5. Creo que das suficientes señales como para concluir que hablas por alguna experiencia propia, ¿quizá alguna reciente?

  6. Que reconfianza en la sociedad civil… que buenrollismo más cansino.Vamos a pensar que nos trajo aquí, y por donde empezamos a deconstruir.

  7. Por cierto, quién os preocupa más, un polític@, un funcionario o un aspirante a funcionario… Que aspiraciones mueven a cada un@

  8. Juajuajua a mi me preocupan todos por igual aunque a más poder con el que jugar más peligroso me parece el sujeto.

    No creas, esthcérptica , que tengo yo mucha confianza en la gente en general, pero en esas estamos, en ir y volver por el caminito verde porque si no vamos y venimos nos enfermamos.

    Estoy esperando permiso para pegar un email aquí, que en otros articulos me cansaba de decirlo todo yo.
    Gracias por darle algo de debate al asunto!

  9. Los malos lo que quieren es que los de nuestra especie (lo que viene a ser ‘la masa’) desconfiemos los unos de los otros. En eso se basa el sistema. Mañana, otra lección ;P

  10. Pego aquí este cacho de la petiroja de una conversación de email:
    “parches, al final no son más que eso, pero es hacer algo¿no? por alguien concreto, y hacerlo tú directamente, no estás dando dinero, estás colaborando y es una forma de ver directamente como funciona la cosa, yo tampoco lo tengo muy claro”

  11. El análisis del poder debe ser ascendente, los micropoderes son la cuna de los macropoderes, y las relaciones interpersonales condicionan las relaciones impersonales. Asi que los malos somos tod@s, todos somos los poderosos.

  12. A cada individu@ solo le interesa su propia vida, por eso los parches ayudan muchas veces a hacer más llevadera la vida de algun@s. Es el eterno debate entre el bienestarismo y el abolicionismo. Creo que son caminos complementarios, ¿o no lo creo?

  13. El otro día me contaron la diferencia entre una trabajadora social y una socióloga. ´Todo ocurrió en un río. Ambas lo observaban cuando de pronto vieron pasar un cadaver. La TS se lanzó rápidamente al agua para sacarlo. Pasó otro, y la misma operación. La S ni se movió. Pasaron uno y otro más… la TS extenuada le pregunta a la S que porqué no hacía nada. Y la socióloga contestó que estaba tomando datos para hacer un estudio porque pretendía saber el porqué de estos hechos.
    Muy simple, pero… Ambas cosas son útiles ¿no?

    Yo conocí a Ryoko cuando decidió no salvar a más hormigas.

  14. juajuajua cuando ya no estabamos para coger las armas subidas a los tejados… ( ahora igual nos daba por disparar a todos por igual! y luego haciamos un estudio del porque) que bueno lo de la TS y la S, aunque aún existen esquizos que estudian los hechos y se tiran al rio, o no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s